Archive for 30 julio 2008

Hear You Me! – If I Go lyrics

Continuando la línea de posts que empecé el viernes sobre las canciones de la olvidada compilación Hear You Me!, hoy voy a transcribir las letras de If I go, de la banda Teen Heroes, que es una de las pocas que integró ese álbum sobre la cual se pueden encontrar todavía algunas cuantas cosas, incluyendo muchas de sus canciones, en su página oficial.
 
In English:

Following the line of posts I started on Friday about the songs of the forgotten compilation Hear You Me!, today I’m going to transcribe the lyrics of If I Go, a song made by the Teen Heroes, one of the few bands that contributed to this album about which some things can still be found, including a lot of songs, from their official homepage. I also wasn’t able to understand a couple of words from this song, but they are complete now thanks Lisa :)
 

If I Go (Teen Heroes)

And if you have the time
maybe you’ll understand
that’s why I turned away
when you reached out your hand

I wish that you could feel this pain,
feel this loneliness,
but I have to face the fact
that no, you won’t care
if I go

I looked for arms to hold
and eyes to understand,
but now I’ve realized
that no one really can

I wish that you could feel this pain,
feel this loneliness,
but I have to face the fact
that no, you won’t care
if I go

If I go
If I go
If I go

I could walk away
and I’d never miss a thing,
I hate your lies
and I hate that fucking ring

won’t you leave me alone?
will you please just let me be?
cause I know
you won’t care
if I go

if I go
if I go
if I go

I’m Feeling Dolucky

Después de una semana más activa que lo habitual, decidí tomarme un tiempito de descanso y probar un juego que venía posponiendo desde hacía una semana (he pospuesto juegos por mucho más tiempo). El juego en cuestión es Dolucky Soccer, un juego de fútbol de los que busqué toda mi vida y nunca había podido encontrar: uno que mezcle anime, tiros especiales (hasta acá Captain Tsubasa cumple los requerimientos, pero falla en el que viene) y animales. Una de las mejores cosas que tiene es el referee, un ratón que siempre termina knockeado, pero que es muy divertido de ver cuando uno no está jugando.

El jodido equipo de los topos

El jodido equipo de los topos

Desde que empecé me elegí el equipo de los gatos (Red Hot Doluckys), y me mantuve leal a él hasta que terminé el juego, a pesar de que el Sábado quedé segundo en la micro-liga que se hizo en casa. La cosa es que lo terminé esta mañana, y acá está la prueba :D

This is the end, my beautiful friend

This is the end, my beautiful friend

En otras cosas, el Jueves vi unas figuras de papel muy divertidas de Mario, Goomba y un bloque de monedas en cierta oficina ;) y me dieron este link donde se pueden conseguir muchísimos modelos para imprimir y armar: Cubeecraft

Yo ya me guardé algunos pero todavía no los probé.

 
In English:

After a pretty active week I decided to take a little break and try out a game I had been putting off for a week (I have put off certain games for longer periods). The game is called Dolucky Soccer, a soccer game that I had been trying to find for a long time but couldn’t: one that mixes anime, special moves (up to now Captain Tsubasa meets the requirements, but not the following one) and animals. One of the best things it has is the referee, a little mouse that gets knocked down all the time, but who is a lot of fun to see when you are not playing. From the beginning I chose the cats’ team (Red Hot Doluckys) , and kept loyal to them until the very end of the game, despite qualifying second in the micro-league held at home on Saturday. I finished it this morning, and the proof is above.

In other order of things, on Thursday I saw some Mario, Goomba and coin block paper figures in certain office ;) and they gave me this link where you can find lots of different models to print and assemble: Cubeecraft

I saved some of them, but have tried none yet.

Hear You Me! – Where the Hell is She? lyrics

Una de mis pequeñas obsesiones desde mediados del año pasado ha sido el misterioso álbum de Weezer (del cual una sola canción es de ellos) Hear You Me!, que fue creado como tributo a Mykel y Carli, dos amigas y seguidoras de la banda que murieron en un accidente de tráfico en 1994, cuando volvían de un recital.

Hear You Me! está compuesto por 18 canciones, de las cuales escuché 4 que me gustaron mucho. Pero conseguirlo es un gran problema, ya que la gran mayoría de las bandas que participan en él son muy poco conocidas y fueron disueltas; el título del álbum coincide con el de una canción de Jimmy Eat World y con una parte de la letra de la canción de Weezer Mykel & Carli, lo que dificulta un poco su búsqueda en Internet; y los únicos lugares donde podía comprarse el CD eran Amazon, que no cubre mi país (Argentina), y Vast Records, cuya página web consiste única y exclusivamente de una imagen y las palabras “thank you”.

Bueno, ahora al punto, la letra de esta canción que al no poder encontrar en ningún lado, transcribí como pude, así que perdón por las partes equivocadas. Por cierto, la canción se puede encontrar acá.

 
In English:

One of my little obsessions since the second half of the last year has been Weezer misterious album Hear You Me!, which was created as a tribute to Mykel and Carli, two of the bands friends and fans who died in a car accident in 1994 in their way back home from a concert.

Hear You Me! contains 18 songs, I listened to four of them and I liked them a lot. But getting it is a very hard problem, because most of the bands that contributed to it were unknown and many of them separated; the album’s title matches the title of a Jimmy Eat World song and a part of Weezer’s song Mykel & Carli; and the only places where I could buy the CD were Amazon, who doesn’t ship to my country (Argentina), and Vast Records, whose homepage only displays a picture and the words “thank you”.

Ok, now let’s get to the point, the lyrics I couldn’t find anywhere and I transcribed the best I could, so excuse me or point me out the errors that it may have. By the way, the song can be found here.
 
Where the Hell is She (Shufflepuck)

I’ve seen her face so many times
that I can’t erase it from my mind today
someone like her so hard to find
three thousand miles just ain’t so far away.

I called her up the phone
but she’s not home
so where the hell is she without me?
is she with another guy tonight?

She’s got me twisted up inside,
and it’s her smile that keeps me up at night,
she’s got something I can’t explain
so to hear her voice right now would blow me away.

I called her up the phone
but she’s not home
so where the hell is she without me?
is she with another guy tonight?

so where the hell is she without me?
is she with another guy tonight?

She’s moving on,
she’s telling all her friends that I’m a chicken (?) but it’s over,
I could be wrong,
what if I am right? yeah, yeah, yeah, yeah!

I called her up the phone
but she’s not home
so where the hell is she without me?
is she with another guy tonight?

so where the hell is she without me?
is she with another guy tonight?

so where the hell is she without me?
is she with another guy tonight?

You tell me cloud computing, I tell you to go to hell

El término cloud computing hace referencia al servicio que permite acceder a recursos digitales, tanto datos (ej. imágenes, texto, hojas de cálculo, música) como aplicaciones (reproductores de medios, juegos, programas de oficina), desde cualquier lugar que tenga una conexión a Internet, ya que esos recursos están alojados en servidores. (más información en Wikipedia y acá)
 


 
Esta técnica, en su variante light ya está siendo usada en lugares como Flickr, Lastfm y Youtube, y en general, los sitios de blogging, donde los recursos que se suben (fotos-y ahora video-, música, video y texto-y otras cosas-, respectivamente) pueden ser compartidos y vistos y escuchados desde cualquier computadora o dispositivo conectado a la red. Esta implementación del cloud computing me cae bien, y no tengo problemas con ella (siempre que se la use con moderación).

El problema aparece ahora, cuando se lo quiere llevar al extremo, exagerando enórmemente sus virtudes, buscando hacer que nuestras computadoras dejen de ser computadoras para convertirse en terminales (monitor + otros dispositivos de entrada/salida – teclado, mouse, parlantes -) que hacen lo que programas alojados en servidores de empresas privadas o – esperemos que nunca pase – del Estado les dicen que hagan, con datos que ya ni siquiera son del todo nuestros.

Verdaderamente, estoy perdiendo mi confianza en Google, y no le confiaría en absoluto el control total de mi ya-no-computadora, sabiendo que colabora con regímenes que castigan la libertad de expresión (si no me creen, ver acá). Si algún día deciden que ya no se va a permitir la circulación de contenido libre (como libros publicados bajo la licencia Creative Commons), ya está, chau al acceso gratis al conocimiento. Pueden matar el espíritu de Internet.

La gente que no quiere, no puede o no le gusta pensar mucho, dice (ayudada por los medios de comunicación masiva y los bloggers mercenarios, controlados por estas empresas) que todas estas son teorías conspirativas sin sentido. Me gustaría que así fuera, pero lamentablemente no lo es. Cada vez el poder está más centralizado, y la población, paralizada por el miedo, como pasó en mi país durante las dictaduras militares, y como pasa en China, en Estados Unidos (bajo un regimen pseudodemocrático) y en muchas otras partes del mundo. (no se puede dejar de ver Zeitgeist)

Japón ya está implementando etiquetas RFID, que permiten conocer dónde está cada persona en cada momento de tiempo. El siguiente paso para convertir a las personas en equipos terminales es controlar la computación, de la que todos dependemos, y eso tiene un nombre: cloud computing.
 

In English:

The term cloud computing refers to the service which allows people to acces digital resources, data (eg. images, text, spreadsheets, music) and applications (media players, games, office programs), from any place with Internet access, given that this resources are stored in servers. (more info on Wikipedia and here)

This technique, in its light variant is already being used in sites like Flickr, Lastfm and Youtube, and in blogging sites, where the uploaded resources (photos-and now videos-, music, videos and text-and other media-, respectively) can be shared, seen and heard from any PC or device connected to the Web. I like this kind of cloud computing implementation, and I don’t have any problem with it (while it’s not abused).

The problem appears now, when some people wants to take it to the extreme, greatly exagerating its virtues, trying to make that our computers stop being computers to become terminals (monitor + other input/output devices – keyboard, mouse, speakers -) whose only job is to do what programs stored in private companies, or worse, State servers tell them to, with data that isn’t really ours any longer.

I’m losing my trust in Google, and I wouldn’t trust it the control of my not-mine-anymore computer, knowing it collaborates with dictatorial governments who punish freedom of speech (if you don’t believe me, take a look here). If some day they decide they won’t allow free contents (like books published under a Creative Commons liscence) to be distributed anymore, it’s done, goodbye to free access to knowledge. They can kill the spirit of the Internet.

People who can’t or don’t want to think too much say (aided by mass media and mercenary bloggers, who respond to companies who will make profit of all this) that claims made by people like me are nonsensical conspiracy theories. I’d like them to be so, but unfortunately they aren’t. Power is getting more and more centralized, and the population, paralyzed by fear, as it happened in my country during militar dictatorships, and as it happens today in China, in the USA (under a pseudodemocratic regime) and in many other parts of the world. (if you haven’t, you should watch Zeitgeist)
Japan is already implementing RFID tags, which are able to give the exact location of their carriers at any moment. The next step to transform people into terminals is to control their computers, which we all depend upon, and that has a name: cloud computing.

Happy ending?

Finalmente terminó la prolongada discusión sobre el proyecto de ley (125) sobre retenciones móviles, siendo rechazada, o dicho de otra manera, votada no-positivamente ;).
En apariencia, y hasta ahora, todo terminó bien: Cobos no va a ser linchado (al menos por el pueblo), el gobierno pudo salir graciosamente (un poco) de la situación en la que se había metido, y si tenemos suerte, se va a reanudar nuestra vida normal. Aunque lamentablemente todo fue muy polarizado, la gente se volvió a despertar e interesarse aunque sea un poquito por lo que pasa en el congreso y por los abusos que se están cometiendo, incluyendo el manejo desvergonzado del discurso, de los recursos estatales y de los medios. Espero que esto no termine acá.

No conozco nada a Cobos y no me simpatizan los radicales K, pero si es que todo esto no fue una gran puesta en escena, lo felicito.

Back in Blue

Vuelvo a escribir (acá) después de más de un mes sin hacerlo. En parte me puedo justificar con el hecho de que tuve que rendir varios parciales (con resultados mayoritariamente satisfactorios, si por alguna obscura casualidad a alguien le llega a interesar).

Hoy no ando con el mejor humor del mundo, ni siquiera con uno que se acerque (por abajo) al humor promedio. Si los humores representados en el tiempo pudieran burlarse los unos de los otros, la situación sería algo así:


Estoy en un valle psico-físico-intelectual, pero supongo que pasa. No sé por qué motivo, pero acaba de desaparecer la línea parpadeante que indica dónde estoy escribiendo, así que desde ahora al final del post, escribo casi a ciegas.

Hoy a la mañana tuve la última clase de Comunicación de Datos, que a pesar de haber sido corta, fue bastante entretenida. Hablamos de satélites.
A la tarde volví a caminar 17 cuadras hasta la universidad, para dar un supuesto coloquio defendiendo mi trabajo que estaba supuestamente mal. Todo lo que tuve que hacer fue mostrarle a la profesora como mi programa funcionaba si era compilado por un IDE un poco mejor que el horror que es Borland Turbo Pascal. Espero ahora sí estar en vacaciones.