Speedy and its mother

Hacía un rato bastante largo que no posteaba nada acá. En parte admito mi culpa, pero por otro lado, debo felicitar a la gente de Speedy, porque con esfuerzo y perseverancia han demostrado de forma definitiva e irrefutable que son unos inútiles.

Desde hace casi un mes venía sin poder acceder a mi dashboard de WordPress, o sea, no podía postear, editar, ni hacer nada con mi blog. Apenas podía verlo, y había muchísimos blogs más de wordpress a los que no podía entrar, las páginas se empezaban a cargar, pero ahí se quedaban. Hasta que hoy, con la paciencia al límite y aprovechando el tiempo libre que dan los feriados, me puse a buscar la solución, y después de casi una hora la encontré: cambiar los freaking DNS automáticos de Speedy por otros, no importa cuales, siempre que sean un poco confiables.

Así que supongo y espero que ahora, con este asunto solucionado y ayuda del clima otoñal que inspira a escribir, postearé un poco más en el tiempo que sigue, para suerte o desgracia de quien lea :)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: