Archive for 31 octubre 2009

Free, Like Free Software

Desde las 16:30 de ayer hasta pasaditas las 13:00 de hoy las aulas 5, 6, 7 y 8 de la UNNOBA (que en realidad son una sola) estuvieron ocupadas por estudiantes de Informática ¿se dieron cuenta finalmente las autoridades de que están todos locos y decidieron encerrarlos? ¡nada de eso my friends! tuvieron lugar las 5tas Jornadas de Software Libre. Hubo cinco expositores (y sus acompañantes) que vinieron de Buenos Aires (ciudad) y Santa Fe (no tengo idea) y hablaron de un montón de cosas. Ah, sí, y también de software libre un poco.

Las primeras dos charlas del viernes estuvieron dedicadas a mi amado lenguaje de programación, mi voz hecha código, Python. La tercera fue una especie de debate (bah, eso era lo que se esperaba que fuese), que se hizo improvisadamente por la ausencia de uno de los expositores, y que se convirtió rápidamente en la favorita de las jornadas. El tema era seguridad informática, pero fue dispersándose por bastantes ramas, pasando por el phishing, los robos, los lectores de huellas digitales, la paranoia y la calidad de los choripanes.
 

Después de eso continuamos la discusión afuera, y de eso Agustín hizo aparecer la historia del ladrón que entró a Facebook en la computadora a cuyo dueño le estaba robando y se olvidó de desloguearse. Lo primero que se me vino a la mente fue algo así:
 

Ladrón que twittea
 

pero aparentemente mi idea no fue tan original.

Esta mañana se habló de Ruby, OpenOffice y Asterisk, pero no fue lo mismo que ayer, probablemente porque era un sábado a la mañana y yo estaba dormido como un oso. Ah, y Gastón se ganó un libro de O’Reilly (Oh, really?!), mis felicitaciones.

Hoy llovió mucho, y sigue lloviendo. No me gusta rimar, pero me voy despidiendo.

Anuncios

Maladroit

maladroit: adj. clumsy; awkward; tactless.

maladroit_low

Ayer en un ataque de domingo escuché por primera vez Maladroit, el cuarto álbum de Weezer, entero y sin cortes publicitarios. No fue tan malo, se dejaba escuchar, pero no es Weezer en su mejor época, y me hubiese gustado que le hiciera honor a un nombre tan bueno.

Empieza con American Gigolo, que a pesar de tener un nombre picarezco, no es gran cosa.

De las restantes 13 canciones, solamente vale la pena hablar de 5 + 1:

  • Dope Nose: letras no muy profundas, pero algo graciosas, y música bastante cheerful para un álbum de guitarras oscuras.
  •  

  • Keep Fishin’: de nuevo, letras poco profundas (aunque un poquito más que las de Dope Nose) y música cheerful, pero esta vez con un flor de video.
  •  

  • Death and Destruction: me encanta el nombre de esta canión, pero no en el sentido de “Death and destruction and Rock ‘n Roll nenaaa”, no no no, sino en el sentido de “todo está jodido, todo lo que veo es muerte y destrucción” (algo normal si te pasa un rato, si es algo crónico, andá a ver a tu terapeuta). Letras simples, cortas y concisas:


    I can’t say that you love me
    So I cry and I’m hurting

    Everytime that I call you
    You find some way to ditch me

    So I’ll learn to turn and look the other way

    I’m so sad but I’ll be strong
    ‘Cause you can’t bring me down

    So I’ll learn to turn and look the other way

  •  

  • Slob: ahora sí las letras tienen un poco más de significado (Rivers diciéndole a todos que lo dejen un poco en paz) y la música es más memorable:


    Leave me alone
    I won’t pick up the phone,
    and I won’t listen to messages
    sent by someone who calls up and says:
    “I don’t like how you are living my life”

  •  

  • Possibilities: un título excelente y una canción… decente.
  •  

  • Island in the Sun: en realidad es un bonus track que viene del Green Album, pero no importa, es hermosa, y es imposible no sentirse bien al escucharla. Tiene dos videos, pero éste es el que más me gusta
  •  

Conclusión: no es un mal álbum, si ya sos amante de Weezer, no viene mal escucharlo un poco, pero no esperes demasiado.
Si no lo sos, no empieces por acá, porque lo mejor está en The Blue Album y Pinkerton.

It’s different

Se siente algo raro estar escribiendo un post desde el laboratorio (ya no más) vacío de la universidad. Pero no es lo único que se siente raro, hacer lo mismo pero en otras condiciones siempre se siente distinto.

Como almorzar (casi) solo en el lugar de en frente.
Como volver por la misma calle pero en sentido contrario, o por la otra vereda, o por la calle en auto, o a la noche, o a la mañana antes de que todos se hayan levantado, o un domingo a la hora de la siesta, o cualquier otro día o en cualquier otro horario en el que uno no suele hacerlo.

También se siente distinto estar como alumno de una clase, sentado, que estar al frente exponiendo, o ser un ayudante itinerante. Incluso las aulas no parecen las mismas con un profesor o con otro.

Hay la mar de diferencia entre caminar solo y caminar acompañado, o ver un mismo lugar después de un tiempo y casi no reconocerlo. Las cosas son distintas cuando se está rebozado de alegría que cuando se está un poco down.
 

Nos_Fuimos_2

Historia del Examen Flotante (Flotante vs Totalizador)

El repechaje del mundial de fútbol, el purgatorio antes de entrar (o no) al cielo, el desquite del Loto.

Eso es el examen flotante, la última oportunidad de aprobar la cursada que se le da a aquellas almas que tuvieron lo que se necesita para aprobar uno de los dos exámenes (o su correspondiente recuperatorio)… pero no el otro.

 
Algunos lo confunden con su archienemigo, el totalizador, pero no son la misma cosa, del mismo modo que una hamburguesa de soja no es una Paty:

  • Flotante: se puede rendir solamente si se aprobó uno de los dos parciales (o su recuperatorio), y en él se toman los temas del examen desaprobado.
  • Totalizador: se puede rendir tanto si se aprobó alguno de los parciales como si no se aprobó ninguno. Dependiendo de la cátedra puede pasar que en él se tomen solo los temas de los parciales desaprobados, o toda la bendita materia.

Ambos tienen en común que se rinden sobre el filo del fin de la materia, generalmente en la fecha del primer final, imposibilitando al desafortunado en cuestión (o afortunado, ya que aprobó la cursada al fin y al cabo) a presentarse a este último. De cualquier manera, ningún simple mortal lo haría de todos modos.

 
Lo que pocos conocen es el origen de esta misteriosa prueba redentora, y eso es precisamente lo que voy a contar a continuación…

 
John Wordwick, un joven estudiante universitario de Geología de la Universidad de Singleton, había aprobado el primer parcial de Rocas II (su materia favorita y aquella por la cual había elegido su carrera) con una nota excelente. Nunca faltaba a una clase, tenía el cuaderno más que completo, y repasaba sus apuntes tanto antes como después de clase.

El fin de semana antes del segundo parcial se fue a navegar en su pequeño velero por el lago Nakedwaters, como solía hacer antes de los exámenes importantes, para relajarse.
Pero se desató una tormenta de las que nunca se habían visto antes, tan terrible que da miedo incluso contarla, que dio vuelta la embarcación y lo dejó naufragando por varios días, de manera que no pudo rendir el parcial, ni su recuperatorio.
John_Wordwick
Finalmente, el día en que los profesores se reunen para cerrar las notas y hablar mal de los alumnos, lo encontraron flotando en el lago, sobre los restos de su ahora destrozado velero, tiritando de frío y murmurando “quiero rendirrrr… quiero rendirrr…”.

Como todavía no estaba pasada su nota, le dieron otra oportunidad el día en el que unos pocos valientes estaban rindiendo el final.
Como era de esperar, aprobó con honores, y es en base a su hazaña que este examen tiene su nombre
FIN.

 

 

 

 

 

 

El autor de este post no se hace responsable por ninguna consecuencia, deseada o indeseada, que tomar esta historia como verdadera y difundirla descaradamente pueda causar.

Old Timers

Venía yo caminando por calle Newbery, llegando a la universidad, cuando escucho música de piano, alguien hablando por un micrófono, y muchos aplausos viniendo del aula magna de facto. En un principio pensé que podía ser la clase de Epistemología, pero en seguida me di cuenta que no, porque si se tratara de Epistemología lo que se escucharía sería un coro de bostezos en vez de aplausos.

Entro. Lo primero que veo es gente amontonada en las puertas. Miro para adentro y veo cientos de cabezas blancas.

¿Qué estaba pasando? la reunión regional del PEPSAM (Programa de Educación y Promoción de la Salud de Adultos Mayores).

 
manzanas_y_pepsam

 
La universidad estuvo invadida hasta hoy por personas de la 3ra (y hay quienes aventuran a decir que también de la 4ta) edad, cantando, riéndose, comiendo manzanas de Neuquén (si se armó lo que se armó por una manzana que comieron Adán y Eva, no quiero ni pensar en lo que se viene) y fluyendo de un lado para otro sin parar.

Es raro, pero por lo menos por un ratito, me puso contento verlos.