Who Needs Sleep?

Ayer me desperté a las 3 de la mañana pensando en Svidrigailov (me estaba acercando al final de Crimen y Castigo) y, en uno de esos delirios que uno tiene cuando está medio dormido, me empecé a plantear varias hipótesis de por qué hizo lo que hizo. Hacía mucho calor, así que decidí que lo mejor iba a ser tratar de volver a dormirme.

Media hora más tarde y cientos de ladridos interminables de los perros de mi cuadra de por medio, me di cuenta de que esto iba a ser imposible, entonces me puse a leer un poco, pero dejé bastante rápido (en realidad, a mí me pareció bastante rápido, porque pasé más de media hora leyendo). Entonces pensé en el Tetris, nada mejor que él para pasar la noche. El celular casi no tenía batería, así que desistí sin mucho esfuerzo.

Resignado, me puse a hacer lo que todo el mundo que no tiene nada para hacer hace: ponerme a pensar (con todo el respeto, señores filósofos). Pensé en la crisis institucional del Banco Central, en qué voy a hacer este verano, en mis compañeros de secundaria y en otras cuantas cosas de las que ahora no me acuerdo. Entre todo esto, ya habían llegado las 5:30. Me quedé esperando a las 6:00, escuchando los gritos de siempre de algunas personas en la calle, y mirando por mi ventana una estrella que pasaba por abajo de un cable de la luz (o por arriba, si cerrabas un ojo) hasta verla desaparecer.

Bajé y prendí la computadora. Obviamente, no había nadie en su sano juicio conectado al MSN. En las noticias, lo mismo que todos los últimos días, Haití y Redrado. Nada muy nuevo en xkcd tampoco. Busqué canciones de Blur, pero me terminé decepcionando con todas ellas. Ya eran las 8:30.

Elegí el momento menos indicado para hacer lo que venía posponiendo hacía días, o sea, cortar el pasto. En parte lo pude hacer con la máquina, pero llegó una parte en la que era tan alto que tuve que recurrir a la azada, sacando fuerzas de no sé dónde.

Terminé casi muerto, por supuesto, y no podía pensar claro por la falta de sueño, así que me acosté. Con algo de dificultad me dormí, y seguí así hasta las 12:15.

Me desperté y mi vida siguió.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: