Y Fue

Como había predicho, a la Nostradamus, en el post anterior, las promesas que nos hicieron en la reunión del lunes para aplacar nuestra ira de bestias furiosas no se cuemplieron. O por lo menos necesitan que se las recordemos para que las cumplan.

El lunes me levanté a las 10, un poco más tarde de lo habitual en los días de inscripción, dispuesto a llevar a cabo el trámite de forma rápida y poco dolorosa. Obviamente, estaba equivocado, porque ni bien intenté entrar al Sistema Guaraní me di cuenta que ahí adentro no cabía ni un alma más. Sin preocuparme demasiado me fui a la oficina de alumnos a buscar un analítico, para ganar tiempo. Me atendió ese tipo, el tipo que nunca me resolvió un solo problema desde que entré en la universidad, pero con bastante buena onda, cosa que me pareció rara, y que tomé como una señal divina que anunciaba lo bien que iba a salir todo esta semana. Segundo error.

Llegué a mi casa y el sistema ya se dejaba entrar, así que pasé contento a hacer lo mío. Y ahí empezó lo feo, de seis o siete materias y media (hicieron una fusión de una materia que hice y otra que no, entonces tengo que hacer la mitad) en las que me tenía que anotar, pude hacerlo solamente en una y media, gracias a una mezcla de n – 4, no aparición de comisiones (solamente para mí), no aparición de materias, materias que se dictan en el segundo cuatrimestre pero deberían estar ahora y correlatividades incumplibles.

Voy a ahorrar todos los detalles, pero fui a la escuela de tecnología, al departamento de alumnos, donde me atendió otra vez ese tipo y se encargó diligentemente de no solucionarme ni un puto problema, y de vuelta al departamento de alumnos a la tarde. Esta vez me atendieron personas que tenían un poco más de idea de todo, y pudieron arreglarme bastantes de las calamidades que me aquejaban.

Así de quejoso concluyo el primer post de marzo, que no promete nada.

Anuncios

One response to this post.

  1. Posted by Liù Ryo on marzo 3, 2010 at 9:51 pm

    Ánimos!! Algún día, cuando estén los hijos de tus hijos, o los nietos de tus nietos, habrá una mejor organización en la UNNOBA. ¡No pierdas la fe! :D jajaja.
    Bueno, en fin, después de ese chiste malo por el cual vas a querer ahorcarme, te digo ¡ánimos! en serio, que el otoño es hermoso y viene con marzo. :D

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: