Archive for 25 septiembre 2010

Primavera – La Venganza

Los árboles (caducifolios) tienen hojas, el día es más largo, crónica anuncia que faltan 362 días, canal 7 pone una propaganda moooy rara de un tipo hablando del amor y se puede caminar sin miedo a perder extremidades por congelamiento. Todo esto puede significar una sola cosa, volvió una vez más la primavera (no sabemos hasta cuando va a seguir viniendo).

El año pasado me quedé con las ganas de escribir un post sobre el 21 de Septiembre en la laguna, por lo menos uno solo, para mirarlo unos años después y añorar tiempos mejores. Este año no tengo excusa, hoy voy a estar casi todo el día estudiando para el intento de promoción de Física II del jueves, así que me puedo autorobar unos minutos.

 

Monumento al Asco

El día empezó un poco accidentado, estaba nublado con algo de ganas de llover y me desperté tarde. Busqué rápido alguna receta de Sandwich que no tuviera pedazos de un animal muerto adentro y opté por una versión con berenjena salteada. Seeeeh, la berenjena tiene toda la onda.

Llegamos allá con Gastón y Cecilia tipo una, y nos encontramos con una cantidad de gente que no superaba la que puede haber en el Sahara en navidad.
Dimos una vuelta entera por los caminos sin encontrar demasiado, salvo este extraño Monumento al Asco (como lo bautizó Gastón) cerca del Club Náutico.
También por ahí estaban los baños del far west, que más tarde me dejarían shockeado del asco (ahora entiendo por qué el monumento está por ahí cerca).
Algo distinto de este año con respecto al año pasado, además de la cantidad de gente que había al principio, es que ahora la laguna ya no tenía la *playa* de arena seca y dura que tenía el año pasado por la falta de agua. Una lástima.

 

Baños del far west

Laguneamos y comimos, escuchamos a algunas bandas buenas y otras bastaaante malas (una de ellas ganó el premio a la caradurez musical, tocando una canción que tenía solamente seis palabras en la letra – algo que tenía que ver con piernas cruzadas… o abiertas, no me acuerdo).

El recital de Los Pequeños Hombres, o sea, Los Tipitos se hizo esperar, y esperar, y esperar algo de dos horas. Mientras tanto alguna gente seguía sentada por ahí, cerca del espigón, y otra gente estaba probablemente dentro de sus casillas (no pun intended). La verdad que esta vez no hay mucho que reprochar, todo estuvo bastante tranquilo y sin quilombo, pero lo que sí fue un desastre fue la laguna (precisamnete) de mugre que había. El piso parecía la gran mesa de un restaurant después de una comida.

 

Vista pre-recital

Cuando por fin empezó el recital, la parte de adelante del escenario se lleno de gente, y nosotros quedamos atrapados en un pozo (literalmente). Lo malo fue que adelante nuestro se instalaron unos tipos (con poca pinta de estudiantes) a fumar algo que probablemente no era tabaco, jodieron un poco empujando a todos los que estaban a su alrededor, y se fueron.

La banda en vivo sonó mejor de lo que esperaba, y los tipos, perdón, tipitos, son bastante buena onda, pero me fui decepcionado porque dejaron Campanas en la Noche para el final, y la tuve que escuchar mientras estábamos en la cola de la combi, esperando para volvernos.

 

El sol no se perdió a los tipitos

El día después del jueves

Después de la visita que me hizo ayer Toti Pacman, vuelvo a retomar las riendas de este blog para hablar un poco de todo, o sea, mucho de nada.

tortilla pacman

No me acuerdo demasiado qué hice además de trabajar y cursar, y esperar que llegue la primavera de una vez, y escuchar otra vez As it Happens en la CBC Radio 1. Me enteré que Barbara Budd se fue. Qué mal, o sea, el programa era As it Happens, with Carol Off and Barbara Budd, y si había un nombre que indicaba que se iba a ir era Off, igual todo bien con Carol.
Para quienes se estén preguntando qué demonios es As it Happens y bajo los efectos de qué sedantes estoy digo, que AiH (no confundir con los australianos engañosos de Architecture in Helsinki) es un programa de radio canadiense en el que personas de un país civilizado entrevistan a gente de distintas partes sobre temas que suelen ser poco importantes pero divertidos (a veces también hay temas importantes). Estas entrevistas suelen tener un tono ameno, y finalizan con saludos cordiales. Básicamente todo lo opuesto a lo que es cualquier programa de radio que se puede encontrar en nuestra patria (desde que no está más Hablar es Fácil).

Ahí me enteré de la planta que se regaba automáticamente cuando la gente le mandaba saludos en Facebook (o algo así), y que se murió varias veces de tanto afecto.

En otras cosas, una buena noticia es que salió la cuarta temporada de The IT Crowd, que estaba esperando hace bastaaante tiempo.

Fire! – exclamation mark – Fire! – exclamation mark.

Bueno, voy cerrando porque ya me duele la espalda de estar acá, divagué más de la cuenta y… en realidad iba a ponerme a completar una tal ficha de proyecto, pero me desvié de mi camino.

 
La respuesta a la pregunta del sedante es malta con leche.