Archive for the ‘Digital World’ Category

A vuelo razante

Hace una semana se nos dio dos días y medio para hacer el TP parcial de Procesamiento de Imágenes, y como era de esperar, a mí me quedó solamente un día y medio.
Si bien esta vez no fue tan extremo como el de Sistemas Inteligentes, también llegué con lo justo, entregándolo a las 2:20 de la madrugada (por Internet, por supuesto) y dejando el punto número 5 (eran 5 puntos en total) a la buena de Dios.
Se necesitaba un 60% para aprobar, y de haber tenido los ejercicios que había hecho completamente bien llegaba a 75%, pero sabía que por cosas que tenía algo flojas eso podía caer a alrededor de 65%. Y así fue, casi que me hizo sentir mejor que sacarme un 9, porque fue una estimación acertada de lo que podía hacer con los recursos (tiempo y conocimiento de la materia) que tenía. It’s a hit.

El otro motivo de orgullo (pre)profesional de ayer tuvo que ver con la épica lucha del hombre contra Telefónica. El jueves volvió otro técnico más, pero esta vez me cambió el módem y los filtros. Al principio todo era color de rosa, pero después empecé a perder la conectividad otra vez, y de nueeevo llamar al centro de soporte técnico.
Long story short: me dieron un router DSL, que se empezó a pelear con mi router, dando como resultado la ausencia de Internet cuando los conectaba.
Largas horas de trabajo no remunerado (obvio, ¿quién me lo va a remunerar?) me llevaron a aplicar las habilidades Javierísticas (¿Cómo? ¿No saben quién es Javier? ¡Deberían!) aprendidas en redes, configurando las subredes y el servicio DHCP como se debe, y trayendo nuevamente la paz a este hogar.

En dos semanas se define el cuatrimestre. El anteúltimo cuatrimestre de cursada. Good grief.

PD (si es que se pueden poner posdatas en un post antes de publicarlo): ¡El blog estrena tema nuevo!

Speedy and its mother 2

Dirigible de Speedy

Un post con este título no puede significar nada bueno, y de hecho no lo hace. Dos años atrás escribí el primero de esta serie, Speedy and its Mother, porque debido a un problema realmente misterioso no podía entrar a mi propio blog (ni a la mayoría de los de WordPress). Después vinieron otros, como no poder ver fotos de flickr y no poder acceder a nada más que a Google y su caché desde Ubuntu (finalmente encontré la solución en un foro chileno que se me veía todo negro, y tuve que seleccionar el texto que quería leer para que quedase resaltado).

Esta vez pierdo la conexión intermitentemente. No es el fin del mundo, pero se pone feo cuando necesitás estar conectado (dejando de lado el detallecito de que estás pagando por el servicio). Después de 5 llamadas a soporte técnico y la visita de tres técnicos (valga la redundancia), ya conozco de memoria el 0800 y el modelo del módem, y me cansé de repetir que sí, están todos los filtros puestos. El mecanismo atrás de todo esto es cíclico y tiene más o menos esta forma:

  1. El módem pierde el sincronismo y se desconecta.
  2. Trata de reconectarse… ¡y lo logra! ¡ehhhh!
  3. …Pero a los 15 segundos se desconecta otra vez ¡uhhh!
  4. Se repiten los pasos anteriores hasta que se me colma la paciencia (pueden pasar un par de días)
  5. Llamo a soporte técnico, y a veces el mismo día, a veces el día siguiente, se soluciona el problema después de que hacen unos pases tecnomágicos.
  6. Después de unos días viene el técnico, y se encuentra con que no hay problema alguno.
  7. El técnico se va, y el mismo día o los siguientes el problema se anima a volver.
  8. ¡Y al principio otra vez!

Puede ser que sea solamente una casualidad, pero después de tantas casualidades me encantaría tener una solución ¡Viva el dirigible de la felicidad!

Caught in the Undertow

All the wind’s at your eyes, at your eyes, at your eyes… when will it stop?

¿Qué fueron el título y el primer párrafo? Nada, estoy escuchando esa canción del sedante Sad Robots EP de los montrealaises de Stars.

Afiche de las jornadas de software libre

Hoy fueron las 6tas (si no me perdí en la cuenta) jornadas de software libre en la universidad. Bah, empezaron ayer, pero yo estuve trabajando, así que para mí fue hoy. No voy a ponerme a desvariar mucho, como quizá hice el año pasado, pero puedo decir que cada vez las organizan mejor y les ponen más onda, aunque me quedé con las ganas de las bailarinas y los fuegos artificiales que nos habían prometido.
Las ideas que saqué en limpio de las charlas que más me gustaron fueron:

  • * Hacer testing durante la fase de desarrollo puede ser bueno, gratificante, y adictivo hasta extremos que rozan lo narcótico
  • * Hay mucho software mal protegido, Paris Hilton sabe más de lo que uno imagina, y la forma políticamente correcta de decir “robar” es “obtener algo que uno desea de una forma alternativa”
  • * Es de buen programador usar código ajeno obtenido de una forma alternativa para lograr algo que uno busca
  • * Los sysadmins son básicamente panaderos

También saqué un par de fotos que prefiero callar para evitar que me tiren piedras y palos :) Pero probablemente acá van a aparecer las cosas pronto.

 
Y ya que estoy, voy a aprovechar el post para poner algo que no tiene absolutamente nada que ver con nada, que es el tremendo parecido que encontré el otro día entre Violeta Urtizberea y Jenny Lewis. Lo gracioso es que las dos fueron actrices desde que eran chiquitas. Raro.

Mr and Mrs K, their friends, and their mothers

Escribo este post para retractarme. Si alguna vez dije que el servicio de Speedy no podía ser peor, mentí, o mejor dicho, hablé sin saber.

Podía ser peor, y probablemente lo va a ser cuando Fibertel deje de operar (si es que no prospera el proyecto de ley de la oposición para revertir la medida), y el millón de usuarios que tenía haga su éxodo de la era digital hacia otras empresas, que vienen a ser 2, con suerte.

No me la quiero dar de Nostradamus, ni de presentador de catástrofes, pero esto es lo que creo que va a pasar:

Si los call centers te tenían esperando hasta que te aburrías, ahora te van a tener esperando hasta que te duermas.

Si cuando empezaban las vacaciones pasabas medio día tratando de conectarte, vas a estar un día, y más seguido.

Si te venían aumentando los precios con una cara de piedra impresionante, los precios de ahora van a parecer un regalo en comparación de los que se van a venir.

Me parece que la cruzada contra Clarín ya pasó el límite de lo serio, y el matrimonio presidencial saltó olímpicamente la barra de la hipocresía. Viven usando buzzwords como “la corpo mediática” y proclamando su lucha heróica contra los monopolios en sus programas títere de la TV Pública (coff, coff, 6, 7, 8, coff, coff), pero si hay algo que veo claro en todo esto es que hay un gran beneficiado que es Telefónica (casi que el arquetipo mayor de monopolio en la Argentina) y un país entero de usuarios de Internet como perjudicados.

 
Actualización: algunas semanas después de escribir esto encontré esta entrada en pensá, nene, pensá, donde se ve la cuestión desde Capital y el GBA. Agrega además un video en el que se demuestra que el gobierno miente descaradamente (una vez más).

¡Actua-actualización!

Después de mucho tiempo abro otra vez Google Earth ¿y con qué sorpresa me encuentro? ¡Las imágenes de Junín están actualizadas!

Hubo un tiempo del año pasado en el que esperaba ansioso que esto pasara, pero después me fui olvidando.
A simple vista ya se nota que hay algo distinto, empezando por esa carpa de circo (vamos, tienen 5 segundos para encontrarla).

La calidad es bastante mayor (aunque lejos de ser la de Gringolandia), y están todos los cambios de la última década y media (y los más recientes también), como la UNNOBA, y las nuevas versiones de las plazas, la terminal y el centro. También aparecen los edificios (¡con sombras y todo!).

Lamentablemente querer que aparezcan también los nombres de las calles es pedir demasiado. Pero algún día van a aparecer, quizá cuando lleguen los colectivos y haya cine :)

Dime qué Wikieditas y te Diré quién Eres

W
ikipedia no necesita introducción, todos (o por lo menos el pueblo internetense) recurrimos a ella para saciar nuestra sed de conocimiento, resolver disputas sobre cuestiones poco importantes o encontrar un punto de partida para un trabajo de investigación (hasta hay quienes quieren y confían tanto en Wikipedia que su trabajo es lo que encuentran ahí – no me incluyo, no me incluyo), y si bien no tiene todavía un verbo propio como Google, se le está acercando. Hay millones de wikilocos (acá sí me incluyo, humildemente) que editan, corrigen, crean y traducen artículos.

La cuestión ahora es que cada uno de estos wikilocos y wikilocas (como diría la presidente) puede tener una cuenta (y generalmente la tiene), donde se mantiene una lista pública de sus contribuciones. Es increíble todo lo que nos puede decir esta lista de los intereses de una persona, e incluso a veces nos puede revelar su profesión.

Hacer la prueba es fácil, solamente tienen que abrir un artículo que les guste (o que no les guste, da lo mismo :p), cliquear en la pestaña Historial en la parte de arriba, elegir de la lista algún usuario y seguir el link contribuciones.

No es que me dedique a ver listas de contribuciones a la Wikipedia todas las mañanas, solamente me dí cuenta de esto cuando estaba viendo la mía y me pareció algo bastante interesante. La idea de este post no es ni fomentar la paranoia ni la inmiscusión en lo que hacen los demás :)

Colors of the screen

¿Qué preferís, un hermoso light sky blue o un #d2b48c feo y árido?

Prefiero el light sky blue, porque además de ser más lindo, me lo puedo acordar.
 

Está bueno ponerle colores lindos a nuestros programas y páginas web (o mejor dicho, intentos de programas y páginas web), para nosotros y para quienes los usen. Lo que no es tan lindo es tener que andar acordándose esa cosa tan fea que vimos arriba (para refrescar: eso es un valor hexadecimal que representa un color, donde los dos primeros dígitos son para el rojo, los otros dos para el verde y los últimos para el azul – #rrggbb -).
 

Para eso se inventó la tabla de colores web, que nos da nombres graciosos para acordarnos de números feos.
 

Pero hay un problema: son solamente 256, y con eso no nos alcanza la mayoría de las veces.
 

¿Solución? ¡extender esa tabla! Lo bueno es que en Wikipedia ya está, y muy bien. Así que lo que hice fue usarla para fabricar un tipo de dato enumeratvo en Python (disfrazado de clase, claro), listo para usar (traducirlo a otros lenguajes de programación no requiere demasiado trabajo).
 

La única mala noticia es que para usarlo directamente en css se necesita algún conversor, cosa que no hice. Pero ustedes son mentes brillantes, así que van a saber arreglarlo :)
 

Acá dejo el zip con el módulo PrettyColors y un ejemplo muy simple que muestra como usarlo. ¡Diviértanse con sus apple greens, air force blues y fashion fuschias!

(Sí, el título del post viene de la canción Colors of the Wind)