Archive for the ‘Musique’ Category

A Thousand Yard Stare

The thousand yard stare (que viene a ser una mirada de mil yardas) es como se conoce al gesto adoptado por alguien que está bajo estrés extremo o trauma (mirando a la nada, como le decimos acá, pero peor).

Resulta ser también, y no por casualidad, el nombre de la primera canción de No, Really que escuché. La instrumentación es bastante simple: una sola guitarra y un piano que aparece por ahí. Pero las letras y la voz de la cantante (Hannah Clemens, por lo que leí acá) son otra cosa. Tienen una visión 1984ista del mundo, pero no están tan lejos de lo que pasa ahora en Estados Unidos (“So we sit in our bedrooms and talk on our tapped phones, and know our apartment is wired”), y por qué no acá.

La parte que dice “And the TV distracts us with light shows
telling us everything’s going as planned”
me hace acordar a algo… 6, 7, 8 coff coff.

Esta mañana había transcrito prácticamente todo, salvo un par de cosas que había escuchado mal (había entendido algo de reporters en vez de cross borders – tenía sentido, antes hablaba de tape recorders), pero ya que las encontré enteras acá las paso directamente (el problema de este país es que nadie quiere trabajar):

 

You had a growth in your right ear
And I had a murmuring heart
And all our healthy companions got a free ticket out
While the country they left fell apart

Now the only way over the ocean
Is in the belly of a camouflaged plane
And freedom is offered to the ones who enlist
Until only the prisoners remain

And we wouldn’t be able to leave
Even if our passports hadn’t expired
So we sit in our bedrooms and talk on our tapped phones
And know our apartment is wired

And the TV distracts us with light shows
Telling us everything’s going as planned
But there’s something awry out the corner of our eye
We can no longer comprehend

There’s a chain from your hand to mine
And I can’t let go of it, I can’t let go of it
We were saved from the front lines
Got nothing to show for it, nothing to show for it

So we watch the receding horizon
‘Til we develop a thousand yard stare
And with our old tape recorders we pretend to cross borders
And dream that we’re breathing free air

But we can only imagine that landscape
Gaze at pictures now faded with age
The greatest country on earth was our prison since birth
Its shores an invulnerable cage

There’s a chain from your hand to mine
And I can’t let go of it, I can’t let go of it
We were saved from the front lines
Got nothing to show for it, nothing to show for it

Burn it down, burn it down
There’s nothing here I wanna save
Leave this town, leave this town
Before you’re just another slave
Turn around, turn around
They’re already digging our graves
In the ground, in the ground
We’re too close now to turn away

There’s a chain from your hand to mine
And I can’t let go of it, I can’t let go of it
We were saved from the front lines
Got nothing to show for it, nothing to show for it

 

La canción se puede escuchar y bajar gratis (o sea, con consentimiento del autor, no “gratis ;)”) de su página de Jamendo. Esto muestra que aunque es cierto que en los medios de distribución de contenidos gratuitos haya muchas cosas que no valen la pena, encontrar canciones y artistas como este hacen que valga la pena.

Anuncios

Canciones de navidad

mistletoe

Todo el mundo sabe que la gracia de la navidad no es el nacimiento de jesús, y ni siquiera son los regalos. La gracia, my dear friends es la música.

Pero no hace falta que pase mucho tiempo para que de tanto escuchar “noche de paz”, “navidad llegó, y llegó el amor” y otros villancicos de esa calaña nos den ganas de matar al reno más cercano, aunque seamos vegetarianos.

Así que armé esta lista alternativa de canciones de navidad, que no son lo más nacionales (ni siquiera uruguayas) ni pro-fiestas del mundo, pero tienen rock:

  • Christmas Celebration (Weezer): canción exaltada y memorable, que llega a burlarse de Papa Noel, el mismísimo baluarte de la navidad comercial. Es también conocida por ser el tema de cierre de el video de navidad que dos jóvenes vestidos de reno y de Papa Noel hicieron en el 2007 ;)
    link.
  •  

  • Xmas Cake (Rilo Kiley): a decir verdad esta la escuché recién hoy, pero me gustó mucho. Junto con Christmas Song de Weezer que viene más adelante es una de las canciones tristes de navidad.
    link.
  •  

  • I Won’t Be Home for Christmas (Blink-182): expresa directamente los dolores de bolas de la navidad, a lo blink.
    link.
  •  

  • Christmas Song (Weezer): vengo escuchando esta canción todas las navidades desde hace siete años, y no me decepcionó nunca hasta ahora.
    link.
  •  

  • I Want an Alien for Christmas (Fountains of Wayne): ¿y quién no quiere uno? bah, a decir verdad, preferiría un montón de otras cosas antes que un alien. Pero bueno, si a este señor le gusta el alien, que tenga el alien.
    link.

Coman con moderación, no se emborrachen (tanto) y tengan muy felices fiestas.

The Execution of All Things

Execution: noun. The act of performing; of doing something successfully; Unlawful premeditated killing of a human being by a human being.

The Execution of All Things Cover

The Execution of All Things es el tercer álbum de Rilo Kiley, y en lo que a mí respecta el mejor de ellos, seguido de cerca por Take Offs and Landings. Y no solamente es el mejor de ellos, también es uno de los mejores que escuché en mi vida. Tiene temas bien definidos, coherencia, riqueza instrumental y letras inteligentes y sinceras, además del histrionismo en las voces de Jenny Lewis y Blake Sennet.
Si lo que buscaban era algo para bailar, pasen de largo, pero si lo que quieren es ver un ejemplo viviente de la música como forma de expresión, no se van a decepcionar (a menos que no entiendan una palabra de inglés, pero aún sin eso hay mucho que se transmite).

El clima del álbum es más que nada de invierno (habla bastante de frozen lakes, skating rinks y curling into bed) y el ánimo es un tanto vengativo, pero vengativo de una manera alegre. Si lo escuchan van a darse cuenta de qué estoy hablando :)

Entre algunas canciones hay interludios con música de circo donde se narra una historia. Aunque esa música de circo me da horrour, la historia es medio interesante.

 
The Good That Won’t Come Out: es la canción que arranca el álbum, y cumple muy bien su propósito. Es un monumento/crítica a la inacción, que habla de cómo nos quejamos todo el tiempo de lo que nos pasa y no hacemos nada para solucionarlo. La música puede parecer un poco monótona y puede molestar un poco la saturación intencional que se escucha todo el tiempo, pero para mí genera un ambiente perfecto.


Let’s get together and talk about the modern age
All of our friends were gathered there
With their pets, just talking shit
About how we’re all so upset about the disappearing ground
As we watch it melt


Paint’s Peeling: la línea de bajo y los reverbs suaves que usan acá me hacen imaginar un lugar bastante desolado, y muestra por primera vez en el álbum signos de esa vengatividad de la que hablé en la introducción, orientada hacia los padres de Jenny, supongo yo (por lo que también dice en el resto de las canciones y en los interludios).


And oh, I’m not going back
To the assholes that made me a perfect display
Of random acts of hopelessness
I wish I could stay here
But I think we’re all ready, think we’re all ready


The Execution of All Things: ¿les suena? esta canción es el sumum de la venganza, lo peor de lo peor que se puede hacer, la ira desatada casi a niveles bíblicos, o sea, matar a todas las cosas (¿adivinen cuál de las dos definiciones que se dieron al principio es la correcta?). Igual, queda solamente en el plano metafórico, en las ganas, porque Jenny nunca haría eso… ¿no?
Ya hablé un poquito de esta canción en el post sobre mis canciones favoritas que descubrí en el 2008, pero desde entonces me enteré de un par de cosas, como que el album lo grabaron en Saddle Creek Records, en Omaha, Nebraka, y de ahí lo de “Then we’ll go to Omaha to work and exploit the booming music scene, and humility”.


Oh god, come quickly, the execution of all things
Let’s start with the bears and the air and mountains, rivers, and streams
Then we’ll murder what matters to you and move on to your neighbors and kids,
crush all hopes of happiness with disease cause of what you did

So Long: es una de las dos canciones que canta Blake Sennet, bastante tranqui, muy tranqui a veces, pero no viene mal para recuperarse de la conmoción que acaba de causar la ejecución de todas las cosas.


Watch me fly away
Through the night sky yeah
Now that all you touched
Has finally turned to gray


Capturing Moods: simple, sin estribillo y con un optimísmo realista que pocas veces se ve. Muestra el sacrificio que hay que hacer si tenés la esperanza de tener algo mejor, y muestra también, para mí, la llegada inesperada de la adultez con “this is your last line of defense, you could sell your baseball cards just to pay your rent”.


I don’t mind waiting if it takes a long long time,
I don’t mind wasting the best years of our lives,
and I don’t mind racing through our goodbyes


A Better Son/Daughter: fue la última canción de the execution que conocí, porque por alguna razón leía el título como “A Better Father/Daughter” y me parecía que iba a ser un moplo. Pero todo lo contrario, cuando la escuché pasó a ser casi automáticamente una de mis favoritas. En cuanto a instrumentación y melodía no tienen mucho que ostentar, consiste más que nada en un redoblante a lo militar, pero ese redoblante va en un crescendo que nos lleva directamente al clima de la canción. Las letras muestran de costado (una vez más) la relación tortuosa de Jenny con su madre, pero el tema principal es mostrar cómo en algunos días nos sentimos tan chotos que ni nos dan ganas de salir de la cama, todo sale mal y parece que siempre todo va a ser así de feo, pero que hay otros en los que está todo bien y las cosas nos calzan justas. Son dos caras de lo mismo.


And sometimes when you’re on
You’re really fucking on
And your friends they sing along
And they love you
But the lows are so extreme
That the good seems fucking cheap
And it teases you for weeks in its absence
But you’ll fight and you’ll make it through
You’ll fake it if you have to
And you’ll show up for work with a smile


Hail to Whatever You Found in the Sunlight That Surrounds You: con un título más largo que una cola de supermercado el 24 de diciembre, esta canción es el momento soleado del álbum. Tiene un aire a Road Trippin’ de Red Hot Chili Peppers, quizá por lo folk. Puede ser que no sea lo que se dice un highlight, pero es linda para escuchar un rato.


Pretend all the good things are for you
Pretend all the good things are for me, too


My Slumbering Heart: es difícil hablar de canciones favoritas en un disco en el que más de la mitad son excelentes, pero tengo un lugarcito especial para esta. Está llena de arreglos instrumentales lindos y hace un uso importante del teclado.
Se mueve constantemente entre la realidad y los sueños (literalmente, o sea, esas cosas que uno piensa sin querer mientras está durmiendo), y Jenny se pregunta todo el tiempo si está dormida o despierta (llegando al final uno se entera de qué va todo).


In my dreams
I see myself hitting a baseball
In a green field somewhere near a freeway
I’m all tan and smiling and running from third base


Three Hopeful Thoughts: es la otra canción que canta Blake, y me gusta mucho más que So Long. La verdad es que de hopeful tienen muy poco estos thoughts, tiran más para el lado de lo turro diría yo. Pero es una canción muy linda y muy energética, y es entretenido ponerse a buscar los deseos estos (que resultan ser exáctamente tres, fíjese usted).


And the hero that you’d hoped you’d be
Never seemed to show up
And if I can keep from talking
There won’t be time to give up


With Arms Outstretched: un sing-along que no tiene nada que envidiarle a nadie y que habla por sí solo. Me encantaría creer que fue totalmente improvisado lo que se escucha al final, pero soy iluso hasta ahí.


It’s sixteen miles to the promised land,
and I promise you that I’m doing the best I can


Spectacular Views: es un encanto (seh, dije encanto, porque ya debo haber gastado las palabras excelente, linda, perfecta y hermosa – no, esperá, me faltó espectacular) de canción para cerrar todo. A diferencia de otros cierres de álbum, como Only in Dreams de Weezer que tienden a bajar un poco los decibeles y sustraer un poco de la adrenalina inyectada, esta canción va biennn para el otro lado (cual Bob Patiño cuando sale de la cárcel), dejándote con una sonrisa. Y con las ganas.


You never knew why you felt so good
in the strangest of places
Like in waiting rooms
and long lines that made you late
and mall parking lots on holidays.

Primavera – La Venganza

Los árboles (caducifolios) tienen hojas, el día es más largo, crónica anuncia que faltan 362 días, canal 7 pone una propaganda moooy rara de un tipo hablando del amor y se puede caminar sin miedo a perder extremidades por congelamiento. Todo esto puede significar una sola cosa, volvió una vez más la primavera (no sabemos hasta cuando va a seguir viniendo).

El año pasado me quedé con las ganas de escribir un post sobre el 21 de Septiembre en la laguna, por lo menos uno solo, para mirarlo unos años después y añorar tiempos mejores. Este año no tengo excusa, hoy voy a estar casi todo el día estudiando para el intento de promoción de Física II del jueves, así que me puedo autorobar unos minutos.

 

Monumento al Asco

El día empezó un poco accidentado, estaba nublado con algo de ganas de llover y me desperté tarde. Busqué rápido alguna receta de Sandwich que no tuviera pedazos de un animal muerto adentro y opté por una versión con berenjena salteada. Seeeeh, la berenjena tiene toda la onda.

Llegamos allá con Gastón y Cecilia tipo una, y nos encontramos con una cantidad de gente que no superaba la que puede haber en el Sahara en navidad.
Dimos una vuelta entera por los caminos sin encontrar demasiado, salvo este extraño Monumento al Asco (como lo bautizó Gastón) cerca del Club Náutico.
También por ahí estaban los baños del far west, que más tarde me dejarían shockeado del asco (ahora entiendo por qué el monumento está por ahí cerca).
Algo distinto de este año con respecto al año pasado, además de la cantidad de gente que había al principio, es que ahora la laguna ya no tenía la *playa* de arena seca y dura que tenía el año pasado por la falta de agua. Una lástima.

 

Baños del far west

Laguneamos y comimos, escuchamos a algunas bandas buenas y otras bastaaante malas (una de ellas ganó el premio a la caradurez musical, tocando una canción que tenía solamente seis palabras en la letra – algo que tenía que ver con piernas cruzadas… o abiertas, no me acuerdo).

El recital de Los Pequeños Hombres, o sea, Los Tipitos se hizo esperar, y esperar, y esperar algo de dos horas. Mientras tanto alguna gente seguía sentada por ahí, cerca del espigón, y otra gente estaba probablemente dentro de sus casillas (no pun intended). La verdad que esta vez no hay mucho que reprochar, todo estuvo bastante tranquilo y sin quilombo, pero lo que sí fue un desastre fue la laguna (precisamnete) de mugre que había. El piso parecía la gran mesa de un restaurant después de una comida.

 

Vista pre-recital

Cuando por fin empezó el recital, la parte de adelante del escenario se lleno de gente, y nosotros quedamos atrapados en un pozo (literalmente). Lo malo fue que adelante nuestro se instalaron unos tipos (con poca pinta de estudiantes) a fumar algo que probablemente no era tabaco, jodieron un poco empujando a todos los que estaban a su alrededor, y se fueron.

La banda en vivo sonó mejor de lo que esperaba, y los tipos, perdón, tipitos, son bastante buena onda, pero me fui decepcionado porque dejaron Campanas en la Noche para el final, y la tuve que escuchar mientras estábamos en la cola de la combi, esperando para volvernos.

 

El sol no se perdió a los tipitos

Give us our razors

I once said that an album is good when the artists puts into words and sounds what you felt but couldn’t quite find a way to express it. Well, maybe I didn’t say that exactly, but it was the idea.

And that’s what Everything Absent or Distorted did in Closer than You Think – Part 3 (I know about a Part 1 pretty similar to this one, but have no clue about Part 2).

Things are crappy, we do the same things everyday, we ask ourselves what are we living for. But also think about all we’ve lived and all that goes on around us, stop the bitching for a while and continue with life. At least that’s what I got from the lyrics.

There are a couple of parts I probably misheard, so feel free to correct (I checked the part of the “gorilla costume” at SongMeanings, because it really sounded to me like “a girl in a costume”).

Here they go:

Everytime I close my eyes
I think about the ones that died
who had a book and never wrote it down
who had a song and never made a sound

Everytime I close my eyes
I think about our daily lives
dying men in the living room,
a suicide in a gorilla costume

Monday morning, give us our razors
feel like dying but
we’ll just shave and
Monday morning, give us our razors
feel like dying but
we’ll just shave and go on

Everytime I close my eyes
I think about my childhood friends,
all the weddings and the drunken smiles,
shredded rainbows they lined the eyes

Everytime I close my eyes
I think about my daily life,
my songs, my fame, my colors, my crimes,
my races, my times, my enemies

Monday morning, give us our razors
feel like dying but
we’ll just shave and
Monday morning, give us our razors
feel like dying but
we’ll just shave and go on

we’ll just shave and go on
we’ll just shave and go on
we’ll just shave and go on
we’ll just shave and go on
we’ll just shave and
we’ll just shave and go on
we’ll just shave and
we’ll just shave and go on

 

I discovered them recently, after the band said its goodbyes last year, so I feel like I arrived to the party when there’s no one left. But there’s this and plenty of other songs in their MySpace page, so we can still enjoy their work.

Una pequeña decepción

Desde el principio de marzo del año pasado, cuando vi que el sitio de Bedroom Eyes había abandonado su fondo de madera nostálgica para volverse blanco y poner en el centro “Let’s make of this one the best year ever – Debut album in studio” (o algo así) estuve esperando lo que iba a pasar hoy. O sea, que después de dos años y medio de haber escuchado por primera vez Hand-in-Hand Grenade como parte de Valentine Vacancy EP saliera el single oficial.
 

Esta mañana apareció finalmente en MySpace, y mientras escuchaba la versión nueva solamente dos palabras circulaban por mi mente: ¿por – qué?
No había que ponerle ni sacarle nada, tenía letras inteligentes, sentimiento en la voz, y un corno inglés. Pero no, apareció una discográfica y convirtió en otra canción más de plástico una cosa hermosa del indie-pop sueco.
 

Espero darme cuenta en un tiempo, al escuchar el album entero, que estaba equivocado. Pero por ahora me contento con tener conmigo la versión original.

The Day After Yesterday

Este semana en la que acabamos de entrar es una trampa tendida por nadie, una semana pozo, limitada por navidad y año nuevo, donde uno cae y no hace mucho hasta que pase. Los años pares resulta ser buena, los años impares no.

Maldita semana pozo. Ayer fue un remarkably unremarkable day, que no dio nada, salvo una playlist de canciones que se encuentran en la vereda de enfrente de la felicidad:

  • Going Under – Evanescence
  • Everybody’s Fool – Evanescence
  • Hannah – Les Cowboys Fringants (sobre esta canción hablé hace un año)
  • Numb – Linkin Park
  • In the End – Linkin Park
  • Small Figures in a Vast Expanse – Rilo Kiley
  • Only in Dreams – Weezer

Para variar, esta mañana estuve escuchando las versiones eléctrica y acústica de Rain (o Reign) of the Golden Gorilla, de Ozma, una canción agridulce.
La melodía es de una canción popular javanesa (por lo que leo, Java es la isla más grande de Indonesia, donde está la capital, Yakarta). Las letras son recurrentes en Ozma.

Como dijo hace tres días mi profesora de inglés que no veía hacía cuatro años: “Hay que pasar las fiestas. Pasarlas.”