Posts Tagged ‘lucksmiths’

Weekends away, these were the happiest days

La semana pasada terminó la primera mitad de segundo cuatrimestre, con sus exámenes correspondientes. O sea, el fin de semana fue como sacarse las zapatillas después de haber estado caminando todo el día. Es decir, no hice nada (al menos nada comparado con las 6+ horas de estudio de costumbre).
Después de unas pautas publicitarias viene la segunda parte, que como es sabido es mucho más rápida y más furiosa que la primera, y puede llegar a traer 4 parciales y varios TP en una misma semana. Noviembre no perdona.

Ahora en el noticiero están pasando el cierre de campaña de Cristina F de K, que tiene demasiado dinero para ser alguien que dice querer disminuir la desigualdad social. También causa gracia ver la cara de don Amado junto a la suya en la fórmula presidencial, es como decir que como ministro de economía, va a ser un buen vicepresidente.
Ahora sus amigos se pararon y empezaron a corear. Es raro escuchar a toda esa gente cantando “llora, llora, llora la derecha” ¿De qué están hablando cuando hablan de “derecha”? Si la derecha son los otros ¿Cómo se llama a quienes muestran un desprecio abierto al parlamentarismo, tienen amigos en la corte suprema, apoyan la continuidad indefinida de una misma familia en el poder, manipulan la información al mejor estilo Orwelliano y permiten que cada vez existan más personas viviendo en situación de precariedad mientras ellos compran ropa cara en Europa y usan el avión presidencial para trasladarse a fiestas?

De todas formas, no hay mucho clima electoral que digamos, mucho menos que para el 14 de agosto. Está bien que no se esperan grandes variaciones en los resultados, pero parece como si ya no fuera tan importante decidir quién nos va a gobernar durante los próximos años.

Los spots de campaña de la mitad de los partidos (grandes o medianamente conocidos) fueron de mal en peor: Alfonsín hablando a los gritos, Fernández (Cristina) vangloriándose de logros ajenos de escasa significatividad y haciendo propaganda de shampúes (en su último spot: “¡Elvive, Elvive!”), y Rodriguez Saa… mejor no hablemos de eso, por favor. Los del Frente Amplio y la Coalición Cívica – ARI se mantuvieron discretos. Y los de la izquierda, pese al amateurismo de los actores (que casi que resulta simpático), están dando una sorpresa. Mejoraron muchísimo a partir del “¡Votanos, por favor!”.

 
Nota al pie: agradezco a The Lucksmiths por el título del post, de la canción Southernmost, cuyos acordes y ritmo permiten ser memorizados y tocados sin grandes dificultades.

Medioaño

"I woke up and it was winter
With the rain across the roofs
And the weather turned me into a bit of a recluse
If I needed an excuse"


La gente de The Lucksmiths resume lo que fue mi cuatrimestre. Sí, la vida de un universitario no se mide ni en meses ni en años, se mide en cuatrimestres.

Marzo prometió que el otoño iba a estar bueno, pero como todos saben, Marzo es un mentiroso, casi tanto como Diciembre. Mi tiempo fue absorbido por las siete materias que hice (en realidad, que estoy haciendo), y por los más de quince libros que tuve que leer (además de los que leí para mí).

Pero ya está, solamente quedan las materias más difíciles y termino, para obtener las esperadas vacaciones que voy a tener que usar para estudiar Física, mucha física, desde cinemática hasta corriente alterna, pasando por todo lo que hay en el medio: móviles que aceleran, cuerpos que se calientan, niños que empujan trineos sobre hipotéticas superficies sin rozamiento, fluidos que… fluyen, resortes que se comprimen, cargas que se repelen y circuitos que se cierran.

Esta tarde me la tomé para mí, y se basó principalmente en no hacer nada, salvo jugar y escuchar música. ¿Qué música? indie. Indie bueno, como el de The Good China, The Lucksmiths y a veces The Spinto Band, e indie malo que prefiero no recordar.

En peliculandia vi The Host, una película coreana sobre un monstruo que creía que iba a ser mala, pero fue menos mala de lo que creía. Casi que me gustó. Tiene un humor tipo “no la vi venir”.

Podría extender más este post inextensible (como las cuerdas que voy a tener que estudiar para Física) hablando de los libros que leí, pero solamente voy a nombrar los dos últimos, porque me duele la espalda de estar sentado acá: Foma Gordyeeff – The Man Who Was Afraid, del ruso Gorki, y Troll Bridge, de Terry Pratchett. Aconsejables ambos, aunque son muy distintos.

Casi me olvidaba, también ordeñé soja.

Leche 'e soja